Una abuela, dos monos, servidora y una caravana

Los sueños se cumplen, le digo a mis cachorros que no paran de saltar por las camas hiperexcitados abriendo todas las escotillas y compuertas. Siempre quise alquilar una caravana, así que he buscado una bien grande que desde que vuelo largo radio todo me gusta a lo grande. Nos lanzamos a la carretera con nuestro... Leer más →

La primera vez

Hoy cruzo la cordillera de Los Andes por primera vez. Ya estoy soplando desde aquí para que esté depejado y se puedan ver. Siento la emoción y todavía no he despegado, después de 24 años volando OTRA PRIMERA VEZ. Bendito regalo. 376 toneladas de peso. 360 pasajeros. 14 tripulantes. 137 toneladas de combustible. 13 horas... Leer más →

México lindo y querido

Iberia 6409 heavy stand 536, Airbus 340/600 con información Mike, listo turbinas para México. Han pasado unos 40 años desde mi primer vuelo a México. Puede que el primero fuera aquel en el que, embarcando al Jumbo, vi subir a los pilotos uniformados por la escalera de caracol hacia el piso superior. Esa imagen me... Leer más →

Mi pueblo: Alaska

Allá por los noventa (démosle de una vez su merecido lugar a las grandezas de aquellos años, por favor) perseguía la parrilla televisiva con la única ayuda del Teletexto y la extinta sección trasera del periódico en la que figuraba la programación, a la caza de mi serie favorita de todos los tiempos. Fue mi... Leer más →

Hasta que se seque el malecón

Un país que te recibe con unas funcionarias de aduanas sonrientes, envasadas en minifaldas y medias de rejilla, charlando despreocupadas, no puede ser un mal lugar. Cuba es diferente a todo lo demás y es muy poco lo que ha cambiado desde mi primer vuelo a La Habana hace 24 años. Ahora veo cruceros enormes... Leer más →

Los días soñados

Llévame a la Toscana. Yo que me paso la vida llevando a la gente de un lado a otro, quiero que esta vez  seas tú  quien me lleve. Ven a buscarme a casa en un descapotable, quiero que mi pelo ondee al viento como una bandera. Cogeré mi cesta de mimbre y mi manta de... Leer más →

Deja que te hable de Uruguay

Acabamos de cruzar el Ecuador, todavía no se ve la Cruz del Sur. Me gusta esa constelación, es el cartel luminoso de bienvenida al otro hemisferio. Todos duermen y los dos que quedamos despiertos firmamos un pacto nocturno de cuidado mutuo. ¿Estás bien? ¿Tienes sueño? ¿Qué tal la temperatura? ¿Un café? Es una de esas... Leer más →

Hammam

Tumbada boca arriba en el centro de una enorme peana octogonal de mármol, trescientos años de luz penetran por las estrellas horadadas en la cúpula bizantina. Trescientos años de historia grabada en los suelos y las paredes me contemplan desnuda. Imagino trescientos años de mujeres de ojos negros cuchicheando, riendo con el rumor del agua... Leer más →

Carta de amor a Nueva York

Hace poco, en una comida con mis compañeras de profesión, escuché que una de las veteranas estaba harta de ir a Nueva York.   ¿Cómo puede uno cansarse de la CIUDAD INFINITA ? ¿Qué es lo que hace a esta cuidad MÍTICA ?  ¿Qué me provoca tanta FASCINACIÓN? Mi primer contacto con Nueva York fueron aquellos... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Las Claves de Sol

Ladies, it´s time to fly

Koratai

Literatura japonesa y de otras latitudes